INTRODUCCIÓN: el método de clasificación y selección descrito a continuación está basado  en los principios expresados hace ya muchos años de la teoría alar, todavía vigentes pero que con el tiempo y en función de los distintos seguidores del sistema se ha ido completando con nuevas matizaciones y apreciaciones personales, que cada cual ha sido capaz de observar y desarrollar.

Para conseguir la mayor comprensión posible detallaré paso a paso mi forma personal de lograr el objetivo deseado, independientemente de que haya otras metodologías que conduzcan al mismo final.

 

RESUMEN

 

Paso- 1: al tomar la paloma en la mano, rápidamente se hace una primera valoración, se sienten sus músculos, se nota su esqueleto, su peso, se aprecia la sedosidad de su plumaje, rabadilla, cola y equilibrio y todo ello produce un conjunto de (sensaciones) que cualquier mano experta es capaz de apreciar, independientemente de la teoría alar.

 

Paso- 2 ANTEBRAZO: el antebrazo por ser uno de los elementos determinantes en la velocidad de la paloma deberá ser lo más corto posible. Por lo general el antebrazo mide alrededor de 5 cm. No obstante lo que realmente debe valorarse es que la longitud sea proporcional y adecuada al tamaño de la paloma. Un antebrazo de 5 cm puede ser muy adecuado para una paloma grande, y desproporcionado para una muy pequeña.

 

Paso 3-BRAZO: un brazo corto determinará una mayor resistencia de la paloma en cuanto a  la duración del vuelo. Se ha dicho siempre que este es proporcional al antebrazo y esto es solamente cierto en parte. Supongamos que un antebrazo mida 5 cm y que le correspondan 4,5 cm de brazo. Existen brazos de 4,4, 4,3 cm. y este extra de 1 o 2 mm sobre la regla general es la cualidad que tienen las palomas que cubren con éxito los concursos de larga distancia.

Paso-4 ENTRADA DE ALA: entramos a valorar la longitud de la primera remigia del ala activa (1ª de 10). Ésta deberá ser preferiblemente más larga que la 1ª del ala pasiva (tras-ala) es lo que llamamos decalage. Es el segundo  punto que favorece la velocidad en la paloma.

Paso-5 FIN DE ALA: se entiende por fin de ala, las cuatro últimas remigias del ala activa o sea la 7, 8, 9 y 10. Aquí se valora la longitud con respecto al tamaño de la paloma y la medición se produce sobre la más larga de las cuatro remigias, o sea la longitud que va desde la unión del antebrazo con la mano y el extremo de la pluma. También  la calidad de las mismas o sea   la rectitud de las cuatro plumas y  el paralelismo entre la caña de la pluma y el cañón, este punto se define observando la calidad de la 7ª y vale para las otras tres, la formula de ala y la diferencia de altura de la pluma numero 6 a la 7, 2º decalaje que es otro factor que aumenta la velocidad de avance.

Paralelismo: recuerden la forma de un cuchillo de cocina.

Fórmula de fin de Ala:

1º caso y más deseable, 8 y 10 iguales y 9 más larga (ala cuadrangular, que es la más efectiva).

2º caso: 9 y 10 iguales, 8 y 7 progresivamente más cortas.

3º caso: 10 más larga que la 9, ésta más larga que la 8 y así sucesivamente (ala triangular y la menos efectiva.)

En definitiva, un antebrazo corto, un buen primer decalaje un buen segundo decalaje, una adecuada  longitud de ala y una buena fórmula de fin de ala con calidad en las plumas, son todos los factores que harán que una paloma vuele con velocidad.

 

Esquemas del Paso 5:

 

PASO-6 BORDE ANTERIOR DEL ALA

Es un aspecto deseable sobre todo para la velocidad, bueno también para el fondo pero teniendo en cuenta que una paloma muy ligera de peso no es posible que tenga un hombro desarrollado.

 

PASO 7-TRAS-ALA 

La tras ala representa el último punto determinante en la aptitud para el vuelo de nuestras palomas, su misión es la de desalojar hacia atrás el aire generado por las puntas de la remeras 7, 8 ,9 y 10 que se comprime sobre las 6, 5,4, 3, 2, 1 y pasa a la tras ala y es desalojado hacia atrás. Cuanto más corta sea la tras ala antes se deshará la paloma de esa masa de aire y podrá emprender la paloma un nuevo ciclo de ala.

Tiene que ser por tanto lo más corta posible de lo contrario actuara como un freno y la paloma perderá velocidad.

Deberá ser lo más alineada posible y de ser así, aún será más eficaz.

Hay que tener en cuenta que es fundamental lo descrito para palomas de velocidad-medio fondo y fondo, para las de gran fondo es tolerable una tras ala un poco más profunda digamos alrededor de 12 cm.

 

CONCLUSIÓN

En conclusión la fórmula es = antebrazo corto + primer decalaje + segundo decalaje + fin de ala cuadrangular + últimas remeras largas, estrechas y en forma de cuchillo + tras ala corta, y ya tenemos la paloma completa y ganadora.

Si añadimos sobre esto un brazo corto, es además resistente para las largas distancias.

Intentar combinar todos estos atributos, no es tarea fácil al momento de la cría ya que estamos juntando caracteres dominantes con caracteres recesivos y así no es generalmente posible un brazo y un antebrazo muy cortos con un ala larga. Tampoco lo es un tras ala corta con un tras ala alineada y así muchos más.

Es por esto que la consanguinidad en sus distintas variantes es la única manera de conseguir fijar los caracteres favorables e ir aparcando los defectos y conseguir el mayor número de recesivos que contengan más o menos las virtudes perseguidas, es decir un cultivo que permita el mayor rendimiento con un menor número de palomas. En general el 80% del producto de una buena temporada de cría, es producto desechable sin más, independientemente de buenos que hayan sido sus padres.

 

UN EJEMPLO VISUAL DE UN ALA ALTAMENTE EFICAZ  Y DE CÓMO EVOLUCIONA EL ALA EN EL TIEMPO

1ª FOTO PALOMA Nº 226558/10

Viajó en 2011, 4 velocidades, 2 medios fondos, 1 fondo y dos grandes fondos clasificándose de la siguiente manera:

3º Lisboa 875 Km y tres semanas después,

1º Langres 910 Km.

FOTOS POSTERIORES DE  LA MISMA PALOMA 10 AÑOS DESPUÉS:

 

Obsérvese la evolución. Su gran calidad permanece intacta, pero sus últimas remeras se han ensanchado. Continuaría siendo eficaz pero su velocidad habría disminuido.

 

El presente artículo ha sido escrito por Juan Antonio Beltrán, aportando material gráfico propio. 

También se han utilizado imágenes para facilitar las explicaciones de otros autores, fotografías en blanco y negro extraídas del libro “Selección y Mejora de la Paloma Mensajera”, de Arturo Tutor Valcarce y el “esquema óseo” de la articulación de la extremidad superior de la paloma mensajera, de canariasracingpigeon.es.